Se encuentra usted aquí

Inicio
 

Pilas

 

Las pilas son elementos colados en sitio. Inicialmente se perfora el suelo, para después colocar el acero de refuerzo y el concreto.

Dependiendo de las características del suelo, elegimos el tipo de equipo de perforación y la herramienta más adecuados para cada caso: suelos blandos, suelos granulares, aluvión, rellenos heterogéneos o combinaciones de estos.

De así requerirse, proponemos el procedimiento para estabilización de las paredes de la pila: ademes metálicos, lodo bentonítico o polímeros sintéticos.

Podemos incluir elementos para optimizar la capacidad de carga de las pilas, tales como la ampliación de la base (cuando el suelo así lo permite), inyecciones en la base o en las paredes de la pila, en las condiciones estratigráficas adecuadas.